“A veces, mejor apagarlo” la campaña que busca mitigar la violencia mediática en Mendoza

La Cámara de Senadores de la Provincia estudia el protocolo de para el tratamiento de la violencia de género en los medios de comunicación. Un grupo de voluntarios legislativos, periodistas y dirigentes políticos buscan su aprobación.

Con media sanción, el proyecto de Ley impulsado por el diputado radical Pablo Narváez, busca mitigar la violencia de género en los medios de comunicación. Se apoya en la necesidad de “promover la protección y salvaguarda de la igualdad entre hombres y mujeres, y el tratamiento plural, igualitario y no estereotipado, evitando toda discriminación por género y orientación sexual” en todos los servicios de comunicación audiovisual, es que se justifica la redacción de la iniciativa.

En 2016, previo a la aprobación por parte de la Cámara de Diputados, periodistas mendocinas enriquecieron y avalaron la propuesta legislativa.

El texto elaborado por los voluntarios legislativos en el año 2014, actualmente encuentra en estudio por parte de las comisiones de Género y Equidad, y Legislación y Asuntos Constitucionales. En su articulado, expresa que se creará en Mendoza “el Protocolo para el Tratamiento de la Violencia de Género en los medios masivos de comunicación”, instituyéndose “las normas mínimas a la cuales deberá sujetarse el tratamiento de la violencia de género en los medios de comunicación provinciales públicos y privados basadas en las disposiciones internacionales, nacionales y provinciales de respeto de los Derechos Humanos, el tratamiento de la violencia desde la perspectiva de género, y las normas sobre identidad de género establecidas por los art. 1 y 2 de la Ley Nacional 26.743, sin perjuicio de la elaboración por parte de los mismos de protocolos específicos de actuación”.

Se designa como autoridad de aplicación de la ley a “la Dirección de Género y Diversidad o el órgano que en un futuro la reemplace”, la cual “trabajará en forma conjunta y articulada con la Subsecretaría de Comunicación Social, Prensa y Protocolo o el órgano que en el futuro la reemplace garantizando que toda comunicación institucional surgida del Gobierno de la Provincia y sus dependencias siga una línea inequívoca de comunicación no sexista”.

La violencia mediática puede denunciarse ante la Defensoría del Público.

En este sentido, se adoptarán las medidas conducentes para que en el tratamiento periodístico de la violencia de género en los medios masivos de comunicación públicos y privados de Mendoza se observen las siguientes normas mínimas: Orientar la línea editorial hacia la construcción de la noticia posicionándose a favor de la integración y dignidad de la víctima, reconociendo a la violencia de género como una violación de los derechos humanos y un atentado contra la dignidad y la libertad de las personas; y concientizar a la sociedad de que la violencia de género en todas sus manifestaciones es un delito.

También se buscará que se utilicen correctamente conceptos desde una perspectiva de género teniendo como base de precisión terminológica conceptos y modalidades expresadas en la Ley n° 26.485 de Protección Integral a las Mujeres.

La autoridad de aplicación realizará seguimiento pormenorizado con perspectiva de género en los casos de femicidio y violencia de género; adoptará medidas conducentes con el fin de prevenir la violencia de género y concientizar sobre ella desde los medios de comunicación; incentivará a los medios de comunicación a difundir valores educativos y culturales no sexistas; propenderá a que no se utilicen adjetivaciones o comentarios ofensivos hacia la mujer; y desarrollará programas de sensibilización y capacitación en materias de género y cobertura periodística con perspectiva de género destinada a las y los trabajadoras y trabajadores de los medios de comunicación de la provincia de Mendoza; así mismo invitar a los medios masivos de comunicación públicos y privados a realizar programas en el mismo sentido; entre otras.

También se invita a las universidades con sede en la provincia de Mendoza a “incluir en las currículas de las carreras de periodismo, locución, comunicación social o similares con inserción en medios de comunicación, los contenidos de las presentes normas mínimas para el tratamiento de la violencia de género en medios de comunicación”.

Algunos datos inquietantes

El Proyecto de Monitoreo Global de Medios (GMMP, por sus siglas en inglés) analizó 1,365 diarios, canales de televisión, estaciones de radio y páginas noticiosas en internet; revisó 17,795 notas periodísticas y 38,253 personas en las noticias en 108 países, abarcando 82% de la población mundial. El 76% de las personas sobre las que se escucha o se lee en las noticias del mundo son hombres. El mundo que se ve en los medios noticiosos sigue siendo fundamentalmente masculino. El 24% de las personas en las noticas son mujeres, comparado con 17% en 1995. 44% de las personas que proporcionan opinión popular en las notas periodísticas son mujeres, comparado con 34% en 2005. Los medios noticiosos muestran un sesgo de género significativo con 46% de las notas periodísticas reforzando los estereotipos de género.

La investigación del GMMP en Argentina monitoreó a Página /12, Crítica, La Nación, Crónica, Clarín, La Capital de Rosario, Diario Río Negro, canal 9, canal 11, Canal 13, canal 7, Radio Nacional, Radio 10, Radio Continental, Cadena 3 y Radio Mitre. El informe 2010 contiene un plan de acción para los profesionales de los medios y para quienes están comprometidas y comprometidos con medios noticiosos éticos y con una perspectiva de género.

Desde el Voluntariado Legislativo, en el Día Nacional de la Lucha contra la Violencia de Género en los Medios de Comunicación (Ley Nacional 27176), hacemos un llamado de atención para la pronta aprobación del protocolo mendocino sobre violencia de género en los medios de comunicación.